martes, 16 de octubre de 2018

ANGELITOS O ÁNIMAS DE PAN DE MUERTO



Es temporada de pan de muerto, así que vamos con esta delicia, es un pan de muerto tipo oaxaqueño con semillas de anís, queda muy esponjoso y sobre todo delicioso, aquí la receta.

Para la masa:
100 ml agua tibia
    8 g levadura seca (si utilizan fresca son 16 g)
270 g harina de trigo
  30 g azúcar
    1 huevo
    5 g sal
  50 g mantequilla a temperatura ambiente
   ½ cucharadita de esencia de azahar
    1 cucharada de semillas de anís

Para barnizar antes de hornear:
    1 huevo
    1 pizca de sal
    1 pizca de azúcar

Para decorar:
      c/n mantequilla a temperatura ambiente
      c/n azúcar para decorar los panes
   2 gotas de colorante en gel comestible (amarillo o rojo)
      bolsita de plástico


Procedimiento:

1.- Colocar el azúcar para decorar los panes en una bolsita de plástico, agregar 1 o 2 gotitas de colorante (amarillo o rojo) y frotar hasta que el colorante se integre bien.

2.-  Verter en una charola y dejar secar (ya que el colorante deja ligeramente húmeda el azúcar.



3.- Espolvoreamos sobre el agua tibia la levadura seca, mezclamos y dejamos reposar por 10 minutos (la mezcla se verá espumosa).

4.- Colocamos en el tazón de la batidora harina de trigo, azúcar, huevo, el fermento de agua y levadura que preparamos y vamos a trabajar con aditamento de gancho a que todo se integre.

5.- Agregamos mantequilla, sal y continuamos trabajando a lograr una masa lisa elástica y con consistencia manejable.

6.- Agregamos la esencia de azahar, las semillas de anís y continuamos trabajando por unos minutos más.

7.- Cuando nuestra masa este lisa y elástica la retiramos del tazón de la batidora y la colocamos en nuestra mesa de trabajo, previamente espolvoreada con un poco de harina y la vamos a amasar ligeramente.

8.- La doblamos un par de veces, boleamos y colocamos en un tazón ligeramente engrasado con aceite vegetal, cubierta con un paño de cocina y vamos a dejar reposar por aproximadamente 45 minutos a 1 hora (recuerden que el tiempo varía dependiendo del clima en que estén trabajando).

9.- Pasado el tiempo de reposo la retiramos del tazón y la colocamos sobre nuestra mesa de trabajo, ya no es necesario amasarla solo la vamos a doblar un par de veces.

10.- Y pesamos porciones de aproximadamente 80 g (si las hacen de 80 g les saldrán 6 piezas).

11.- Las cubrimos con un paño de cocina y las dejamos reposar por 10 minutos cubiertas con un paño de cocina (este reposo nos ayuda a que al momento de estar formando el pan este no se encoja).

12.- Pasados los 10 minutos de reposo formamos nuestros panes, yo he formado 3 angelitos y 3 ánimas, pero es cuestión de gustos realícenlos de la forma que a ustedes les agrade más.

13.- Los colocamos sobre una charola con papel para hornear y los vamos a dejar reposar a que doblen su volumen por aproximadamente 30 a 45 minutos (15 o 20 minutos antes de que terminen de fermentar, precalienten su horno a 180°C para que cuando lleven sus panes al horno este ya este a la temperatura adecuada).



14.- Pasado el tiempo de reposo los barnizamos con un poco de huevo mezclado con una pizca de sal y una pizca de azúcar.



15.- Llevamos al horno a 180°C por aproximadamente 15 a 18 minutos (recuerden que el tiempo varía dependiendo del tipo de horno que estén utilizando, así como también del tamaño que realicen sus panecitos).



16.- Al salir del horno los colocamos sobre una rejilla y dejamos enfriar completamente.



17.- Cuando estén bien fríos los untamos con mantequilla a temperatura ambiente y los cubrimos con el azúcar de color.



¡¡Listos que los disfruten!! Quedan deliciosos, súper suaves y esponjaditos.



También los invito a suscribirse a mi canal de youtube y activar la campanita para que les lleguen las notificaciones cada que publique un nuevo vídeo, es totalmente gratuito y ahí pueden encontrar paso a paso esta receta al igual que muchas otras, da clic aquí o en la imagen para ir al canal.



domingo, 14 de octubre de 2018

RECETAS SEPTIEMBRE 2018



Aquí la recopilación de recetas nuevas publicadas durante el mes de septiembre 2018, en algún caso la receta ya estaba publicada en el blog, pero la he considerado porque la he reproducido en vídeo para mi canal de youtube.


Pozole rojo 


Cómo pelar fácil y rápido una granada (fruta)


Chiles en nogada



Cupcakes mexicanos de tequila


Cazuelitas de choriqueso


Barritas de piña


Chiles en vinagre


Gelatina de naranja y zanahoria


Panqué de la abuelita



Cualquier duda me la dejan en comentarios y con gusto contesto, que tengan un bello día.

También los invito a suscribirse a mi canal de youtube y activar la campanita para que les lleguen las notificaciones cada que publique un nuevo vídeo, es totalmente gratuito, da clic aquí o en la imagen para ir al canal.



viernes, 12 de octubre de 2018

CHEESECAKE JAPONES O CHEESECAKE ESPONJOSO CON MERMELADA DE FRAMBUESA



Hoy vamos a preparar un postre muy rico e ideal para utilizar en mesa de postres, no es el clásico cheesecake ya que ese normalmente lleva una mayor cantidad de queso crema y en este la cantidad es mínima, pero queda excelente y acompañado de la mermelada de frambuesa es simplemente una delicia. 

Mermelada de frambuesa:
100 g frambuesas (pueden ser frescas o congeladas)
  70 g azúcar
   ½ cucharadita de pectina
   ½ limón (solo el jugo)

Cheesecake:
    6 huevos (separados yemas y claras)
  80 ml leche
  60 g mantequilla
210 g queso crema
    1 cucharada de esencia de vainilla
  65 g harina de trigo
150 g azúcar (divididos en 100 y 50 g)
  20 g fécula de maíz (natural sin sabor)
    1 limón (ralladura)


Procedimiento:

Mermelada de frambuesa:
1.- Mezclar azúcar con pectina.

2.- Colocar en una ollita frambuesas, azúcar con pectina, jugo de limón, llevamos al fuego y vamos a dejar cocinar hasta que el azúcar se disuelva y la mermelada tenga una consistencia espesita.

3.- Mezclen de vez en cuando para que no se queme y presionen ligeramente las frambuesas para que suelten todo su jugo y su sabor.  Cuando esté lista la retiramos del fuego y la dejamos enfriar completamente.


Cheesecake: (es importante precalentar el horno a 150°C)
4.- Vamos a colocar en un pequeño sartén u ollita leche, vainilla, queso crema, mantequilla y vamos a llevar al fuego, mezclando continuamente hasta que todo se disuelva y se integre (debe quedar una mezcla muy tersa), cuando esté lista retiramos del fuego y reservamos por un momento.

5.- Vamos a cernir harina, fécula de maíz, 50 g azúcar (si quedan granitos de azúcar sin pasar por el colador no los desechen agréguenlos, la idea de cernir es agregar aire a los ingredientes).

6.- En un tazón grande vamos a colocar las 6 yemas y con batidor de mano las mezclamos ligeramente.

7.- Agregamos la mezcla tibia de queso crema con mantequilla que preparamos y continuamos mezclando con el batidor de globo manual.

8.- Agregamos la ralladura de limón, mezclamos.

9.- Agregamos la mezcla de harina que cernimos, agregar poco a poco para que todo se integre, muy bien y reservamos por un momento.

10.- Colocamos en el tazón de la batidora las 6 claras de huevo y vamos a trabajar con el aditamento de globo hasta que se vean un poco espumosas.

11.- Cuando se ven espumosas agregamos poco a poco 100 g de azúcar y continuamos trabajando hasta que las claras tengan una consistencia firme.

12.- Ya que nuestras claras están bien montadas, las vamos a ir integrando poco a poco a la mezcla de yemas con queso crema (hacerlo con movimientos envolventes).

13.- Vertemos la mezcla en nuestros moldes (yo utilice los moldes que normalmente utilizamos para cupcakes y me he ayudado de los capacillos de papel que utilizo para cupcakes).



14.- Colocamos los moldes con los cheesecake en una charola alta, llevamos al horno precalentado y colocamos agua caliente en la charola a que cubra ¾ partes para hornearlos a baño maría, este detalle es muy importante para obtener un buen resultado y los vamos a hornear por aproximadamente 45 minutos a 150°C.



15.- Pasados los 45 minutos apagamos el horno y los dejamos dentro sin abrir la puerta por 30 minutos, pasado ese tiempo los retiramos del horno y los colocamos sobre una rejilla para que se enfríen completamente.


16.- Cuando estén completamente fríos, con cuidado les retiramos el capacillo de papel y los decoramos con la mermelada de frambuesa.


¡¡Que los disfruten!!


Notas:
La mezcla rinde entre 18 y 20 pequeños cheesecakes.

La Pectina se vende en tiendas de artículos para repostería.

Si agregan a la mermelada demasiado jugo de limón, les quedará muy ácida su mermelada.

Es muy importante hornear a baño maría, ya que de lo contrario el cheesecake quedara muy seco.

Se debe hornear a una temperatura baja (150°C) para obtener un buen resultado.

Para evitar que se agriete es importante dejarlo reposar en el horno después del horneado sin abrir la puerta el tiempo que se indica.

También los invito a suscribirse a mi canal de youtube y activar la campanita para que les lleguen las notificaciones cada que publique un nuevo vídeo, es totalmente gratuito y ahí pueden encontrar paso a paso esta receta al igual que muchas otras, da clic aquí o en la imagen para ir al canal.