viernes, 15 de junio de 2018

BIZCOCHITOS INTEGRALES CON MANZANA, CANELA Y SEMILLAS DE GIRASOL



En la receta del día de hoy vamos a utilizar semillas de girasol, un alimento lleno de grandes nutrientes y beneficios para nuestra salud, que desafortunadamente pasa muy desapercibido para muchos.

Se cultivan de 2 tipos: 
1.- Para aceite (color negro uniforme y con la cáscara muy pegada a la semilla) 
2.- Para consumo y repostería  (color gris con rayas blancas y que son más fácil de pelar).

Se encuentra entre la variedad de productos naturales y saludables, tiene grandes aportes nutrimentales, ya que provee todos los nutrientes que el cuerpo necesita para su correcto funcionamiento, a excepción de la vitamina D.

Al contener un alto índice de fibra ayuda a la digestión, así como también provoca estado de saciedad, por lo que ayuda a personas que siguen una dieta para bajar de peso.

Son tan versátiles que las puedes utilizar sobre el yogur, helado, ensaladas, pasta, cremas, botana y por supuesto en la panificación, como galletas, barras energéticas y panes de todo tipo (ya que se puede combinar o sustituir en recetas que contengan en sus ingredientes nueces o frutos secos).

Claro, es importante tener una ingesta moderada, la porción recomendada puede ser de 30 gr, aunque tal vez si realizas una actividad física, puedes consumir un poco más y cargar tu cuerpo de la energía que necesitas para tus actividades diarias.

La Asociación Americana del Girasol, es una asociación sin fines de lucro, que representa productores, procesadores y exportadores de semilla de girasol en los Estados Unidos de Norteamérica.

Y se encarga de difundir las cualidades, beneficios y características de la semilla de girasol que se cosecha en ese país.



La Asociación realiza varias actividades al año en México, para promover el consumo de la semilla de girasol.

Yo he tenido la gran fortuna de poder asistir durante varios años a los Seminarios teóricos-prácticos, que imparten en la Ciudad de México con reconocidos chefs mexicanos, y de esta manera la Asociación promueve tanto el uso de la semilla de girasol, así como también de otras leguminosas transformadas en harina, como son la harina de arveja y la harina de lenteja, de estas últimas en publicaciones futuras les dejaré tanto información como recetas.

Cuando he asistido, he preguntado: por qué no se promueve la producción nacional y la respuesta ha sido; que la producción nacional es muy limitada y que prácticamente todo lo que se produce en México, se utiliza para el consumo de aves, situación que es muy lamentable.

Si deseas tener más información sobre todos los beneficios de consumir semilla de girasol, da clic aquí para ir a la web de la Asociación, además encontraras muchísimas recetas.

Da clic en las imágenes, contienen también información muy importante.





No he recibido ningún pago por esta publicación, mi intención es simplemente difundir los grandes beneficios que tiene la semilla de girasol y es una forma de agradecer a la Asociación, por todo el conocimiento que he recibido a lo largo de los Seminarios a los que he tenido la fortuna de asistir.

En el recetario de semilla de girasol, esta receta viene con el nombre de donas horneadas de manzana y canela, el molde que yo utilice se supone que es para “donas horneadas” pero es un engaño, no quedan como donas, más bien como unos bizcochitos, ya que no se les marca el orificio del centro, por eso he decidido poner de nombre a esta receta Bizcochitos integrales con manzana, canela y semillas de girasol, han quedado deliciosos.

Ingredientes: Rinde 19 bizcochitos.

200 gr harina integral (1 ½ taza)
150 gr azúcar (3/4 taza)
¼ cucharadita de canela molida (yo agregue ½ cucharadita)
1 cucharadita de polvo para hornear
½ cucharadita de bicarbonato
1 pizca de sal
30 gr mantequilla sin sal (¼ taza)
¼ taza de aceite de girasol
2 huevos
1 cucharadita de vainilla
1 taza de leche
1 manzana sin piel ni semillas, finamente picada (la mía peso 175 gr, antes de pelar)
¼ taza de semillas de girasol peladas

Procedimiento:
1.- Precalentar el horno a 180°C por al menos 15 a 20 minutos.

2.- Mezclar en un tazón harina, azúcar, canela, polvo de hornear, bicarbonato, sal y reservar.

3.- Colocar en el tazón de la batidora la mantequilla y acremar.

4.- Agregar poco a poco aceite, huevo, vainilla y leche, trabaja a integrar bien todo.

5.- La mezcla de harina que reservamos la agregamos poco a poco a velocidad baja (para que no salte todo), y trabajamos solo a integrar (no debemos trabajar en exceso la mezcla).

6.- Ya sin batir agregamos la manzana picada y mezclamos con una espátula.

7.- Si tienes un molde que realmente sea para donas o queden con la forma de donas, engrásalo y enharínalo o utilízala la mezcla antiadherente para moldes clic aquí y espolvorea al fondo algunas semillas de girasol, vierte la mezcla llenando solo hasta la mitad de los moldes y si lo deseas puedes espolvorear un poco más de semillas de girasol.




8.- Horneamos a 180°C por aproximadamente 18 minutos.

9.- Retirar del horno, dejar en el molde por 3 o 4 minutos, desmoldar y colocar sobre una rejilla para enfriar completamente.


Listo!! Que los disfruten, a pesar de ser integrales no quedan secos, están buenísimos y la manzana les da un toque delicioso.


También los invito a suscribirse a mi canal de youtube y activar la campanita para que les lleguen las notificaciones cada que publique un nuevo vídeo, es totalmente gratuito y ahí pueden encontrar esta receta, así como muchas otras, da clic aquí o en la imagen para ir al canal



Hasta la próxima¡¡

Fuente:
www.girasol.usa.com

miércoles, 13 de junio de 2018

CHEESECAKE FRÍO DE MARACUYÁ



En casa hemos celebrado el cumpleaños de mi hija con este delicioso cheesecake, ya he comentado antes que el maracuyá es una de nuestras frutas favoritas, su sabor es una delicia y en este cheesecake es espectacular.


Parece complicado, pero nooo para nada lo es, solo sigan los pasos que les indico y les aseguro que les quedara divino.

Ingredientes

Para la base:
200 gr galletas de vainilla (yo utilice galletas marías)
150 gr mantequilla fundida

Para el relleno:
450 gr queso crema a temperatura ambiente
450 gr crema de leche (crema para batir sin endulzar)
250 gr pulpa de maracuyá
     1 lata de leche condensada de 387 gr
   20 gr grenetina en polvo
100 ml agua (para hidratar la grenetina)

Para la cubierta:
150 gr pulpa de maracuyá
150 ml agua
100 gr azúcar
  15 gr grenetina
  75 ml agua (para hidratar la grenetina)

Un molde desmoldable o un aro cuadrado de 20 o 22 cm
Tiras de acetato (para colocar en las orillas del molde)
Base para colocar el cheeesecake

Procedimiento:

Para la base:
1.- Colocamos las galletas en un procesador de alimentos o en la licuadora y las trituramos (debe quedar una mezcla fina).

2.- Mezclamos las galletas trituradas con la mantequilla fundida y mezclamos perfectamente.

3.- Colocamos un trozo de papel aluminio en la base de nuestro molde o aro que vayamos a utilizar (para evitar algún derrame al momento de colocar la mezcla del cheesecake) y cubrimos las orillas con las tiras de acetato.

4.- Vertemos en el molde o aro la mezcla de galleta con mantequilla y cubrimos todo el fondo, tratando de que quede lo más compacto posible y reservamos.



Para el relleno:
5.- Lavamos muy bien nuestra fruta, la partimos y sacamos toda pulpa.

6.- Como la pulpa viene tan pegada a las semillas la vamos a licuar ligeramente para que se despeguen, ya que solo necesitamos la pulpa, no las semillas y la vamos a colar (no licuar en exceso para no triturar las semillas).



7.- Vamos a pesar y tomar la cantidad de pulpa que pida la receta (yo utilice 5 piezas de maracuyá grandes y prácticamente utilice todo, me sobro solo como 30 gr y esa la utilice para hacer una jarrita de agua en casa).

8.- En una ollita colocamos la pulpa de maracuyá (ya sin semillas), llevamos al fuego y dejamos solo a que suelte el hervor, apagar y dejar enfriar completamente.



9.- En los 100 ml de agua vamos a espolvorear la grenetina, mezclamos y la dejamos hidratar por unos minutos.


10.- En el tazón de la batidora colocamos la crema para batir y la trabajamos (con aditamento de globo) hasta que este montada suave (semi montada) y la reservamos.


11.- Colocamos en el tazón de la batidora el queso crema y trabajamos con aditamento de triángulo o pala hasta acremar perfectamente y que no tenga grumos.

12.- Agregar la leche condensada y trabajar a integrar muy bien (con una espátula limpiar las paredes para que todo se integre).

13.- Cuando la leche condensada y el queso crema estén bien acremados, vamos agregar la pulpa de maracuyá (ya fría) y trabajar a integrar todo.


14.- Ya sin batir vamos a agregar la crema batida semi montada a la mezcla de queso, hacerlo suavemente con movimientos envolventes.

15.- Fundimos la grenetina que previamente hidratamos y temperamos con un poco de la mezcla de queso (agregamos un poco de la mezcla de queso en la grenetina fundida y mezclamos a integrar muy bien).

Y vertemos en el resto de la mezcla de queso, trabajamos con movimientos envolventes a integrar perfectamente.

16.- Vertemos en el molde que previamente preparamos con la base de galleta, alisamos lo más posible la superficie.  Llevamos al congelador por 1 o 2 horas.



Para la cubierta:
17.- En los 75 ml de agua vamos a espolvorear la grenetina, mezclamos muy bien y vamos a dejar hidratar por unos minutos.

18.- Lavamos nuestra fruta, sacamos la pulpa y pesamos la cantidad que nos pide la receta.

19.- Colocamos en una ollita la pulpa de maracuyá, azúcar, agua y llevamos al fuego hasta que el azúcar se disuelva completamente.



20.- Sacamos del fuego, agregamos la grenetina que previamente hidratamos y mezclamos (en este caso no es necesario fundir la grenetina ya que nuestra preparación está caliente y solo es cuestión de mover muy bien hasta que se disuelva completamente) y dejamos enfriar completamente (claro sin que se llegue a cuajar).


Terminado y desmoldado:
21.- Cuando la mezcla de maracuyá para la cubierta este fría, la vertemos sobre el molde con la mezcla de queso (que estará congelada) y llevamos al congelador a que cuaje (eso será cuestión de 15 o 20 minutos aproximadamente).



22.- Para desmoldar, humedecer ligeramente un trapo de cocina con agua caliente y pasarlo por los lados del molde, se desprenderá muy fácilmente.

23.- Con cuidado colocar nuestro cheesecake en la base en que lo vamos a presentar (no les costará trabajo, como esta congelado es muy fácil manipularlo), si lo desean pueden pegarlo a la base con un poco de mermelada o dulce de leche, para que no se mueva (si lo van a transportar fuera de casa).

24.- Solo nos falta retirar las micas, si están muy pegada al cheesecake, pasar nuevamente el trapo de cocina humedecido con agua caliente y retirarlas con cuidado para no dañar nuestro cheesecake.

Es importante mantenerlo en refrigeración hasta el momento de servir. 

Recuerden que en mi canal de youtube pueden encontrar el vídeo paso a paso.






También los invito a suscribirse a mi canal de youtube y activar la campanita para que les lleguen las notificaciones cada que publique un nuevo vídeo, es totalmente gratuito y ahí pueden encontrar esta receta al igual que muchas otras, da clic aquí o en la imagen para ir al canal.






¡¡Hasta la próxima!!

viernes, 8 de junio de 2018

NUDOS DE AJO CON QUESO COTIJA ¡¡DELICIOSOS!!



Vamos a preparar unos deliciosos nudos de ajo con queso cotija, normalmente quien los prepara utiliza queso parmesano, pero yo he querido darles un giro y he utilizado queso cotija, que es un queso mexicano con un sabor bastante fuerte, pero delicioso.


Masa:
500 gr harina de trigo
300 gr agua
    3 gr levadura seca (si es fresca 6 gr)
  10 gr sal
  60 gr queso cotija desmoronado
  10 gr aceite de olivo

 Para barnizar los nudos:
50 gr queso Cotija desmoronado
  60 ml aceite de olivo
    2 dientes de ajo grandes picaditos


Procedimiento:

1.- Poner en la batidora harina, levadura y agua poco a poco, trabajar a integrar todo.

2.- Agregar sal, queso desmoronado y continuar trabajando (checar humedad puede necesitar más agua, todo depende de la humedad que traiga la harina).

3.- Cuando todo esté más integrado agregar el aceite de olivo y continuar trabajando hasta que la masa tenga una consistencia lisa y elástica.


4.- Cuando nuestra masa esté lista, la sacamos de la batidora y la colocamos en nuestra mesa de trabajo, la amasamos un poquito, doblamos, la boleamos y la colocamos en un tazón previamente engrasado con un poco de aceite vegetal, la cubrimos con un plástico y dejamos reposar por aproximadamente 45 minutos a 1 hora (todo dependerá del clima en que estemos trabajando).



En lo que nuestra masa fermenta, vamos a preparar la mezcla con que vamos a barnizar los nudos.


5.- En un tazón vamos a mezclar el aceite de olivo, ajo picado y queso Cotija, yo utilice bastante queso, pero realmente puede ser a tu gusto.  La idea es que lo que sobrara de queso se los pudiera dar como dip al momento de consumir los nudos, reservamos.



6 .- Pasado el tiempo de reposo sacamos la masa del tazón (ya no la amases únicamente dóblala un par de veces) y cortamos en porciones de 30 gr o del peso que ustedes deseen, las boleamos un poquito.



7.- Con ayuda de nuestras manos y haciendo una ligera presión formamos un cordón y formamos el nudo, no los dejen muy delgados para que no se rompan.

8.- Los colocamos en una charola con papel para horno y dejamos reposar por 30 o 45 minutos aproximadamente (todo dependerá del clima en donde te encuentres).




9.- Pasado el tiempo de reposo los barnizamos con la mezcla de aceite de olivo, queso y ajo que preparamos.




10.- Horneamos a 180°C por aproximadamente 18 a 20 minutos, al salir del horno volvemos a barnizar con un poco más de la mezcla de aceite con ajo y queso.




11.- Colocamos sobre una rejilla y dejamos enfriar (aunque tibios son deliciosos, pero es cuestión de gustos).  




¡¡Que los disfruten¡¡

También los invito a suscribirse a mi canal de youtube y activar la campanita para que les lleguen las notificaciones cada que publique un nuevo vídeo, es totalmente gratuito y ahí pueden encontrar esta receta al igual que muchas otras, da clic aquí o en la imagen para ir al canal.