jueves, 3 de mayo de 2018

PASTEL CASERO RELLENO DE PIÑA Y COCO (PARA EL DÍA DE LAS MADRES)



Hoy vamos a preparar un delicioso pastel casero para celebrar el día de las madres, en México lo celebramos el 10 de mayo, aunque en otros países la fecha varia.

Vamos a preparar un bizcocho francés que es muy suave y rico, lo vamos a rellenar con piña en almíbar y un poco de coco rallado, queda delicioso, deseo les guste y los motive a prepararlo para un ser tan especial como es nuestra madre.  Pero no solo lo pueden preparar para ese día, cualquier otra celebración es perfecta para hacerlo.

Aquí la receta:

Bizcocho francés:
250 gr harina de trigo
250 gr mantequilla a temperatura ambiente
200 gr azúcar
    2 cucharaditas de polvo de hornear
    9 huevos (separadas claras y yemas)
    1 cucharada de vainilla
    1 cucharadita de azúcar (para agregar a las claras cuando se están montando)

Relleno:
   4 rebanadas de piña en almíbar (cortada en trocitos)
  35 gr coco rallado endulzado
  c/n crema montada

Jarabe para humedecer el bizcocho:
350 ml almíbar de la lata de piña
  60 gr azúcar
 c/n licor al gusto (opcional)

Decoración:
   2 tazas de crema para batir (de la que ya trae azúcar)
   1 base para colocar nuestro pastel
      Duya 1M para decorar (o una de picos abiertos)


Procedimiento:

Jarabe para humedecer el bizcocho:
Colocamos en una ollita el almíbar de la piña, azúcar y llevamos al fuego a que suelte el hervor y el azúcar se disuelva completamente, retiramos del fuego y dejamos enfriar.


Cuando enfrié si lo desean pueden agregar el licor que les gusté.



Para el bizcocho francés:
Engrasamos y enharinamos nuestro molde o moldes, yo utilice la mezcla antiadherente para moldes que tengo tanto aquí, como en vídeo en mi canal, me encanta porque el pan se desmolda muy fácilmente y de esta manera no tuve que enharinar solo engrasar, yo voy a utilizar dos moldes de 20 cm pero puede ser uno de 25.

Vamos a cernir harina, polvo de hornear y los reservamos.

Separamos las claras de las yemas.


Vamos a colocar en el tazón de la batidora mantequilla, azúcar y trabajamos hasta que acreme, esponje y se integre perfectamente el azúcar.

Cuando esté bien acremada, agregamos las yemas una a una, para dar tiempo a que se emulsionen.

Agregamos la vainilla y seguimos acremando.

Cuando estén todo bien integrado, vamos agregar la mezcla de harina y polvo de hornear, trabajar solo a que se integre la harina y parar inmediatamente la batidora (no debemos trabajar en exceso nuestra mezcla después de agregar harina, para que nuestro pan quede suave y esponjoso) y reservamos esta preparación.


Vamos a colocar en el tazón de la batidora las claras y trabajamos con aditamento de globo, hasta que se vean espumosas y en ese momento agregamos la cucharadita de azúcar (esto para que les dé un poco más de estabilidad), y continuamos trabajando hasta que tengan punto de nieve.


Ahora vamos a integrar las claras a la mezcla de mantequilla, hacerlo en partes y con movimientos envolventes.

Verter la mezcla en los moldes que previamente preparamos, alisar la superficie con una espátula para que la mezcla quede lo más repartida posible.

Llevar al horno previamente pre calentado a 180°C por aproximadamente 35 o 45 minutos (recuerden que el tiempo varía dependiendo tanto del horno que estén utilizando como del tamaño del molde que utilicen) mi horno es casero y mi pan tardo exactamente 37 minutos, pero acuérdense que yo repartí mi mezcla en 2 moldes de 20 cm.


Al salir del horno, dejar enfriar por 10 minutos en el molde, pasado este tiempo desmoldar y colocar sobre una rejilla para enfriar completamente.




Para la decoración:
En lo que nuestro pan se enfría, montamos o batimos la crema con que vamos a decorar nuestro pastel, cuando este casi montada agregamos una gota de colorante rojo (solo una no es necesario más, claro a menos que ustedes deseen que su pastel tenga un color más intenso).


Montaje:
Pegamos nuestro pan a la base en que vamos a presentar nuestro pastel (lo podemos hacer con mermelada o dulce de leche, esto para que no se nos vaya a caer, si lo vamos a transportar a otro sitio).

También les recomiendo poner unas hojitas de polipapel o papel de horno para proteger nuestra base de presentación.

Colocamos nuestro pan en la base, humedecemos con el jarabe, formamos un aro con la crema batida y dentro de este ponemos un poco más de crema batida y rellenamos con la piña en almíbar en trocitos y coco rallado.


Colocamos la otra pieza de pan y humedecemos con el resto del jarabe.

Cubrimos nuestro pastel con una capa ligera de crema batida (no tiene que ser muy gruesa, ya que se terminará de cubrir con la decoración que realizaremos.


Colocamos la crema batida en una manga pastelera con duya rizada (puedes utilizar la 1M o con picos abiertos).

Vamos a empezar nuestra decoración en la parte de arriba, y empezamos la roseta desde el centro, e ir rodeando de forma circular para dar el tamaño deseado (esto lo pueden apreciar en el vídeo que tengo en mi canal de este pastel).

Después decoramos los lados, yo he formado las rosetas de manera vertical, pero también pueden hacerlo de manera horizontal es decir primero formar toda una línea en la parte de abajo y sobre esta continuar hasta cubrir todo el pastel (no te preocupes si te quedan algunos huecos, esos al final los puedes rellenar formando una pequeña estrellita).


Finalmente, con mucho cuidado retirar las hojitas de polipapel que colocamos para cubrir nuestra base.

Nuestro delicioso y bello pastel casero está listo, que lo disfruten en familia.





También los invito a suscribirse a mi canal de youtube y activar la campanita para que les lleguen las notificaciones cada que publique un nuevo vídeo, es totalmente gratuito y ahí pueden encontrar esta receta al igual que muchas otras, da clic aquí o en la imagen para ir al canal.



Hasta la próxima, gracias por la visita.

2 comentarios: