NARANJAS CONFITADAS

 


El día de hoy les traigo una receta genial y súper útil, vamos a preparar unas riquísimas naranjas confitadas.

Las pueden utilizar en infinidad de recetas como panqués o bizcochos, como decoración en postres, disfrutarlas cubiertas con chocolate o así solitas, en fin, el límite será su imaginación.

El mes pasado yo las he utilizado para decorar mis roscas de reyes, quedaron muy bellas y sobre todo deliciosas.

   

Esta receta no es mía, pertenece a mi queridísima amiga venezolana Hilmar Arévalo, autora del maravilloso blog Mis RecetasFavoritas, seguro muchos de ustedes la conocen, es una Master en Panadería y Repostería.

Mil gracias amiga por permitirme reproducir tu receta, un abrazo enorme  hasta el otro lado del mundo (Hilmar vive en Taiwán)


    3 naranjas (las mías pesaron 500 g)

250 g azúcar blanca (refinada) (1¼ taza)

500 ml agua (2 tazas)

    1 rama de canela o 1 estrella de anís (opcional)

 

Para reducir el amargor de las naranjas

    2 pizcas de sal

c/n agua

 

Procedimiento: 

1.- Lavamos muy bien nuestras naranjas, cortamos en rodajas y con cuidado les retiramos las semillas (no las dejen tan delgadas para que no se rompan).

2.- En una ollita colocamos nuestras rodajas de naranja, distribuirlas por toda la olla.

Agregamos agua suficiente a que las cubra (yo utilice aproximadamente como 1 litro)

3.- Añadimos las 2 pizcas de sal.

4.- Llevamos al fuego y cocinamos a fuego medio, dejamos a que suelte el hervor.

Al soltar el hervor apagamos y con mucho cuidado, para que no se rompan, retiramos las rodajas de naranja, las colocamos en una charolita.

El agua de la cocción ya no la necesitaremos, la desechamos.

5.- En una ollita colocamos los 500 ml de agua y el azúcar.

Con cuidado colocamos encima las rodajas de naranja, bien distribuidas en toda la olla (el agua las debe cubrir completamente, si falta un poco agréguenla).  Si desean agregar la rama de canela o la estrella de anís, este es el momento de hacerlo, les dará un sabor aún más delicioso.

Tapamos y vamos a cocinar a fuego medio por 20 minutos.  Pasado ese tiempo, destapamos nuestra olla y continuamos cocinando por 40 minutos aproximadamente, se debe formar un almíbar ligero y la piel de la naranja debe quedar suave.

Durante toda la cocción no se deben mover para nada, para evitar romperlas.

No debe resecarse todo el almíbar, para evitar que se peguen unas con otras, pero las pueden dejar un poco más de tiempo según su gusto.

Las guardamos en un frasco con su almíbar y conservamos en refrigeración, en casa no han pasado del mes y he tenido que volver a preparar más, al estar en el almíbar, este hace las veces de conservador, aun así, yo las dejaría un máximo de 3 meses, recuerden manteniendo siempre en refrigeración.

Otra opción es escurrirlas bien, cubrirlas con azúcar y dejar secar sobre una rejilla.

También las pueden colocar sobre una rejilla dejar secar y cubrir con cobertura de chocolate, son un excelente bocadito.

El almíbar es perfecto para bañar un rico bizcocho, le dará un sabor delicioso, así que todo lo podemos aprovechar.




También los invito a suscribirse a mi canal de youtube y activar la campanita para que les lleguen las notificaciones cada que publique un nuevo vídeo, es totalmente gratuito y ahí pueden encontrar paso a paso esta receta al igual que muchas otras, da clic aquí o en la imagen para ir al canal.


No hay comentarios.