BISQUETS CON NUEZ Y ARÁNDANOS (CRANBERRIES)



Hoy vamos a preparar unos riquísimos bisquets, claro para las personas a las que nos gusta ese sabor entre dulce y salado, tan característico de estos panecitos.

Les vamos a dar un toque delicioso agregando un poco de nuez y arándanos o cranberris.

Deseo les agraden y los preparen.


250 g harina de trigo todo uso (2 tazas)

200 g mantequilla fría cortada en trozos (1 taza)

  25 g azúcar (2 cucharadas)

    5 g sal (1 cucharadita)

  10 g polvo para hornear (1 cucharada)

  10 g leche en polvo (1 cucharada)

    5 g levadura seca (1 cucharada)

    1 huevo

c/n agua

  50 g nuez pecana (½ taza)

  50 g arándanos (cranberries) (1/3 taza)


    1 huevo mezclado con una pizca de sal y 1 pizca azúcar


Si desean utilizar levadura fresca deberán utilizar el doble de la cantidad que pide la receta, es decir 10 g.

También si lo desean pueden disminuir un poco la sal (la receta pide 5 g disminuyan a 2 g si no les gusta mucho ese sabor saladito que tienen)

 

Procedimiento:

1.- Picamos en trocitos la nuez y los arándanos.

2.- En un tazón vamos a colocar harina, azúcar, sal, polvo de hornear, leche en polvo y mezclamos ligeramente.

3.-  Agregamos la levadura seca, volvemos a mezclar.

4.-  Agregamos la mantequilla (recuerden debe estar fría) y vamos a trabajar a conseguir una mezcla arenosa, como cuando preparamos una base para pay.

Si utilizan su mantequilla a temperatura ambiente no conseguirán la textura que necesitamos. Con las puntas de sus dedos trabajen su mezcla.

5.- Vamos a formar un hueco al centro del recipiente, agregamos el huevo y un poco de agua, solo un poco de agua no demasiada (puede llegar a pasar que ni la necesiten, si el huevo que utilizan es bastante grande, el que yo utilice es pequeño y si he necesitado un poquito de agua).

6.- Vamos a mezclar a que todo se integre, sin amasar, ni sobre trabajar la mezcla, solo integramos.

7.- Sacamos del recipiente y colocamos en nuestra mesa de trabajo.  Solo vamos a terminar de integrar todos los ingredientes (NO AMASAR), ya que contrario a otros panes aquí no deseamos desarrollar el gluten para que nuestros bisquets tengan esa textura crujientita y hojaldrada que los caracteriza.

8.- Si su masa les queda muy suave, llévenla al refrigerador (nevera) por 15 minutos para que tome más consistencia.

La mía no fue necesario refrigerarla.

9.- Con ayuda de un rodillo y un poco de harina, para que no se pegue a la mesa, extendemos dando forma rectangular y vamos a realizar un dobles  (como cuando realizamos pasta de hojaldre)

10.- Volvemos a extender en forma rectangular.

Y vamos a espolvorear un poco de nuez y arándanos (cranberris), realizamos nuevamente un dobles.

11.- Extendemos nuevamente a formar el rectángulo y espolvoreamos el resto de nuez y arándanos (cranberris).

Y volvemos a realizar un dobles.

En total hemos realizado 3 dobleces.

12.- Volvemos a extender dando forma rectangular y con ayuda de un cortador para bisquets o con un cortador redondo empezamos a cortar nuestros panecitos.

Si no tienen el cortador especial para bisquets y utilizan un cortador redondo, para marcar el centro de los bísquets se pueden ayudar de un cortador redondo pequeñito, una tapita,  una duya o punta para pastelería. Solo traten de no llegar hasta la base para que el centro no se desprenda.

Yo los he realizado delgados, pero pueden ser más altos, siempre será cuestión de gustos o pueden utilizar la vieja técnica de apilar dos, como hacemos al realizar volovanes para que queden más altos.

Los sobrantes no los amasen (se perderían las capas hojaldradas que hemos formado con los dobleces), solo júntenlos un poco y vuelvan a extender para seguir cortando más bisquets, hasta terminar con toda la masa.

13.- Colocamos nuestros panecitos en una charola con papel para horno o con un tapete siliconado.

Normalmente estos panes se forman y se llevan directo al horno, no se dejan fermentar o se dejan fermentar por muy poco tiempo, yo los voy a llevar al refrigerador (nevera) por 20 o 25 minutos para que fermenten ligeramente.

El tiempo que los llevamos al refrigerador, nos ayuda a que nuestros bisquets tengan una mejor textura.

14.- Pasado el reposo en refrigeración, barnizamos con un poco de huevo, para que tomen un color bonito al hornearse.

Los llevamos al horno a 180°C por aproximadamente 20 o 25 minutos, el tiempo puede variar dependiendo del tipo de horno que utilicen, así como también del tamaño que realicen sus bisquets.

15.- Colocamos sobre una rejilla para dejar enfriar completamente.

Terminamos, que los disfruten queden muy muy ricos.  Hasta la próxima.




        




También los invito a suscribirse a mi canal de youtube y activar la campanita para que les lleguen las notificaciones cada que publique un nuevo vídeo, es totalmente gratuito y ahí pueden encontrar paso a paso esta receta al igual que muchas otras, da clic aquí o en la imagen para ir al canal.


2 comentarios

  1. Doña Norma hoy recibí por primer vez su receta de Bisquets , muchas gracias , muy bien explicado. Espero hacerla pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Celebro que le agrade, mil gracias por la confianza. Saludos.

      Eliminar