QUESO CREMA UNTABLE DE KÉFIR DE LECHE (BÚLGAROS DE LECHE)



¿Conocen los nódulos de kéfir o búlgaros de leche? 


Producen una deliciosa bebida fermentada y carbonatada, con una consistencia parecida al yogur, está repleta de probióticos que ayudan a mejorar la digestión, aumentar nuestras defensas y regenerar la flora intestinal.

Tiene un sabor ligeramente ácido, parecido al jocoque.  Y se consume hace miles de años.

Los nódulos se alimentan de lactosa, por lo que contiene una baja cantidad de ella. 

Al ser un fermento se considera, una bebida alcohólica, aunque de baja graduación, ya que difícilmente llega a superar el 1%. Pero esto debe considerarse para aquellas personas que no consumen nada que contenga alcohol.

Podemos bajar la acidez dejándola fermentar por menos tiempo.

Algunas ocasiones en casa ya nadie quiere consumir la leche kefirada y tenemos que buscar opciones para que lo hagan, así que el día de hoy les dejo está, para aprovechar sus beneficios.


500 ml leche kefirada (la cantidad realmente no importa)
      ajo picado al gusto (puede ser deshidratado o en polvo) 
      sal al gusto
      pimienta molida al gusto
      pimienta de cayena al gusto

Procedimiento:

1.- Preparamos nuestra leche kefirada.

- Colocamos los nódulos de kéfir en un frasco de vidrio y cubrimos con suficiente leche, tapamos con una servilleta (yo de papel) y aseguramos con una liga, para evitar que se contamine.

- Vamos a dejar reposar a que fermente, yo los dejo por 48 horas, para que la leche este perfectamente cuajada (en un sitio con clima cálido, tardará menos tiempo).

- Pasado ese tiempo, los colamos (tengan cuidado de no presionar mucho los nódulos de kéfir al colar, para que no se desbaraten, yo doy ligeros golpecitos para que la leche kefirada pase por el colador y no tenga que presionar los nódulos).

Regresen los nódulos al frasco y repitan el proceso para preparar más leche.

Ya tenemos lista nuestra leche kefirada.  Ahora vamos a preparar nuestro queso crema untable.


2.- Colocamos un colador sobre un recipiente y sobre el colador una tela de manta de cielo.

3.- Vertemos la leche kefirada, jalamos las puntas de la tela y cerramos (yo me he ayudado de una liga).  Vamos a dejar reposar en refrigeración por al menos 15 horas para que todo el suero que contiene se filtre (yo lo he dejado hasta por 24 horas).

4.- Pasado ese tiempo, abrimos la manta de cielo y con ayuda de una espátula recolectamos nuestro queso crema.

El suero que suelta, no lo tiren lo pueden agregar a sus licuados para enriquecerlos (en otra publicación les voy a dar una opción deliciosa y genial para utilizar este suero).

5.- Ya tenemos nuestro queso crema untable, lo podemos dejar natural y untar en un pan suave o tostado y acompañar con un poco de mermelada.

6.- Yo lo he saborizado, agregamos el ajo picado, pimienta molida, pimienta de cayena y un poquito de sal, mezclamos y listo.

Esta es una opción, pero pueden saborizar a su gusto con albahaca, perejil, eneldo, chile en polvo o en hojuelas, orégano, un poco de aceite de oliva, en fin, el límite es su imaginación.

Es importante mantenerlo en refrigeración, les recomiendo que lo consuman máximo en 2 o 3 días, aunque seguramente no durara ese tiempo (eso pasa en casa cuando lo preparo).

Nota:
No utilizar utensilios de metal cuando preparen su leche kefirada, ya que es un material nada estable y al ser una bebida con un pH ácido, puede ocasionar una reacción y transferir partículas nocivas.

No confundan los nódulos de kéfir de leche con los de agua, son diferentes, el kéfir de agua se alimenta con piloncillo (panela) o con azúcar mascabado y podemos preparar bebidas gaseosas muy ricas, pero no es lo mismo.

Que lo disfruten es delicioso.  ¡¡Hasta la próxima!!




También los invito a suscribirse a mi canal de youtube y activar la campanita para que les lleguen las notificaciones cada que publique un nuevo vídeo, es totalmente gratuito y ahí pueden encontrar paso a paso esta receta al igual que muchas otras, da clic aquí o en la imagen para ir al canal.



No hay comentarios.